Bandera Gay
Bandera que representa a la comunidad LGTB. EUROPA PRESS

El ciudadano español detenido en Marrakech el pasado lunes por práctica de la homosexualidad, prohibida en el país magrebí, recobró este jueves la libertad, dijeron a Efe fuentes cercanas a la investigación del caso.

El hombre, de 70 años, que había sido detenido junto a su pareja de 23 en un hostal cercano a la plaza Yamaa al Fna de Marrakech, fue puesto en libertad y "con posibilidad de regresar a España cuando lo desee", añadieron las fuentes.

Sin embargo, no pudieron precisar si el juez encargado del caso mantuvo o no cargos contra él, ya que a veces los tribunales marroquíes dejan libre a un extranjero con una citación judicial para el futuro pero el afectado nunca comparece.

El español, que supuestamente había entrado a Marruecos como turista, había alquilado una habitación en un hostal cercano a la famosa plaza Yamaa al Fna y se encontraba el pasado lunes en su habitación en compañía de un joven de 23 con residencia en Rabat.

Delatados por una limpiadora

Una mujer que limpiaba en el hostal los sorprendió y los delató ante el administrador, quien a su vez puso el caso en conocimiento de la policía, que no tardó en detenerlos.

Las autoridades consulares españolas no fueron informadas hasta el día de hoy, lo cual no es irregular, pues la ley solo obliga a hacerlo cuando así lo solicita el afectado, según dijeron horas antes a Efe fuentes diplomáticas españolas.

Fue hoy, tres días después de la detención, cuando la policía marroquí se comunicó con el oficial español de enlace para informarle de que su compatriota estaba libre y podía abandonar el país cuando quisiera.

Código Penal

El artículo 489 del Código Penal marroquí castiga con penas de entre seis meses y tres años la comisión de "actos contra natura con individuos del mismo sexo".

El artículo se aplica por igual a nacionales y a extranjeros, aunque en los casos en que hay extranjeros implicados (generalmente europeos), éstos suelen ser expulsados de Marruecos si su caso ha trascendido y ha generado "ruido mediático".

El español, cuyo nombre u otros detalles no han trascendido, ha tenido más suerte que el británico Ray Cole, un jubilado de 69 años que en 2014 fue detenido junto a un joven de unos 20 años, juzgado y condenado a cuatro meses de cárcel; sin embargo, el escándalo que ese caso despertó en el Reino Unido hizo que el mismo juez lo pusiera en libertad cinco días después.

Precisamente mañana se espera en la misma ciudad de Marrakech la sentencia de otro caso contra homosexuales que ha generado una gran expectación, al tratarse de dos chinas menores de edad denunciadas y juzgadas por lesbianismo, un caso sin precedentes en Marruecos.