Si se mantiene la convocatoria de huelga anunciada por los trabajadores de Auto-Res, los viajeros que pensaban coger un autobús de esta compañía durante los fines de semana de aquí al 5 de noviembre lo van a tener difícil.

El traslado no se ha hecho con la planificación adecuada y las instalaciones no reúnen las condiciones

Los empleados de la empresa en Madrid han convocado catorce días de huelga (en octubre, las jornadas del 14, 15, 19, 20, 21, 22, 26, 28, 29 y 31; y en noviembre, los días 1, 2, 4 y 5). El traslado de sus autobuses desde la estación de Conde de Casal a la Estación Sur está en el centro de sus protestas. Según un portavoz de Comisiones Obreras, "el traslado no se ha hecho con la planificación adecuada y las instalaciones no reúnen las condiciones higiénicas ni de comodidad adecuadas para los viajeros y los trabajadores".

Los trabajadores reclaman que la empresa no ha cumplido los convenios que garantizaban el mantenimiento de las condiciones laborales y salariales después del cambio de estación. "Hay malestar, se ha multiplicado el trabajo y se echa toda la presión sobre los empleados".

25% de servicios mínimos

El comité de empresa de Auto-Res se ha reunido con los represantes de la empresa este jueves a las 13 horas para negociar un acuerdo. Sin embargo, el portavoz consultado por este periódico se mostró pesimista hacia la posibilidad de desconvocar la huelga: "Pinta mal".

En principio, durante los días de paro habrá un 25% de servicios mínimos, con lo que la flota de 160 autobuses que compone la compañía se verá reducida a sólo 40 vehículos.