Siete muertos en la favela Cidade de Deus de Río durante una operación policial

  • Los cuerpos fueron encontrados en una zona de arbustos en el interior de la favela.
  • El sábado fallecieron allí cuatro policías que viajaban a bordo de un helicóptero que daba apoyo a una redada contra grupos de narcotraficantes.
  • Ni el helicóptero ni los agentes presentan impactos de bala.
  • Los familiares de las víctimas aseguran que no hubo enfrentamiento, sino que fueron "ejecutadas" por los agentes.
Operación policial desplegada en la favela Cidade de Deus en Río de Janeiro.
Operación policial desplegada en la favela Cidade de Deus en Río de Janeiro.
EFE

Al menos 7 personas fueron encontradas este domingo sin vida en la favela Cidade de Deus, en Río de Janeiro, en la que fue realizada una megaoperación tras la muerte en un área próxima de cuatro agentes al caer el helicóptero en el que viajaban.

Los cuerpos fueron encontrados en una zona de arbustos en el interior de la favela, donde fue reforzada la presencia policial tras la muerte el sábado de los cuatro uniformados, que viajaban a bordo de un helicóptero que daba apoyo a una redada contra grupos de narcotraficantes.

Algunos vecinos de la favela indicaron que las siete personas murieron en un enfrentamiento con la Policía, pero familiares de las víctimas precisaron que se trató de una "ejecución" por parte de agentes.

El padre de una de las víctimas relató que los propios habitantes de la favela encontraron a las víctimas tumbadas en el suelo, con las manos próximas a la cabeza, lo que, a su juicio, demuestra que fueron "ejecutadas".

Los siete cadáveres fueron colocados uno al lado del otro en una plaza de esta barriada pobre situada al oeste de Río de Janeiro y cubiertos con mantas por los propios vecinos.

Familiares y amigos de las víctimas velaron los cuerpos en una especie de morgue improvisada, entre la desolación y la perplejidad.

¿Tiroteo o fallo mecánico?

Desde la madrugada del domingo la Policía controla los principales accesos a la favela, que el sábado ya registró intensos tiroteos entra agentes y criminales.

Ante la escalada de la violencia, el Gobierno brasileño puso a disposición de las autoridades locales a la Fuerza Nacional, integrada por miembros especiales de las diferentes policías, para reforzar la seguridad en la zona.

El presidente Michel Temer, por su parte, reiteró su "confianza" en el trabajo de la Policía y lamentó la muerte de los cuatro agentes que viajaban a bordo del helicóptero que se estrelló el sábado en un área próxima a la favela, por razones que todavía están siendo investigadas.

En un principio las autoridades no descartaron que el helicóptero fuera abatido por criminales que actúan en la zona, aunque también barajan la hipótesis de un fallo mecánico. Esta se refuerza tras el primer informe pericial, que muestra que ni el helicóptero ni los cuerpos de los agentes tienen impactos de bala.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento