Alces congelados
Imagen del hallazgo de dos alces congelados en Alaska. JEFF ERICKSON / YOUTUBE

Por sus duras condiciones climatológicas, Alaska es uno de los sitios en los que el entorno natural deja imágenes más espectaculares. Pero pocas son tan originales como la que dos amigos, Brad Webster y Jeff Erickson, encontraron hace unos días.

Ambos paseaban por la zona de Unalakleet, al oeste del estado, en la costa del Mar de Bering. De repente, vieron en una laguna congelada sobresalir las astas de un alce. Sorprendidos, se acercaron para descubrir que en realidad se trataba de dos alces, completamente congelados.

Los animales estaban tumbados sobre sus costados, en lo que al parecer fue una pelea mortal para ambos. El hallazgo ha llamado la atención en todo el mundo.

Kris Hundertmark, director del departamento de Biología y Vida Silvestre de la Universidad de Alaska en Fairbanks, explicó a The Washington Post su hipótesis sobre lo ocurrido. Esta época de otoño suele ser cuando se producen peleas entre machos para aparearse con las hembras. En este caso, Hundertmark cree que los cérvidos se quedaron enganchados por sus cuernos y cayeron a la laguna, ahogándose. El hielo acabó conservando ambos cuerpos.