Vuelve la nieve: las estaciones de esquí esperan recuperarse de la mala temporada del año pasado

  • Muchas de ellas comenzarán temporada el próximo 26 de noviembre.
  • Esperan que sea mejor que el año pasado, que cerró con 4,74 millones de visitantes, un 6,6% menos, por la falta de nieve.
  • Pese a ello se consolida la cifra de entorno a 5 millones de visitantes.
Esquiadores en la estación de esquí de Boí Taüll.
Esquiadores en la estación de esquí de Boí Taüll.
MARTA LLUVICH / ACN

Ya está todo a punto en las estaciones españolas para dar la bienvenida a la temporada de esquí 2016-2017, que muchas comenzarán el próximo 26 de noviembre. Esperan que sea mejor que el año pasado, que cerró con 4,74 millones de visitantes, un 6,6% menos, debido a la falta de nieve en el inicio del invierno. La facturación de los remontes se situó el pasado año en 96,9 millones de euros, un descenso del 15,4% frente a los 114,4 millones de la temporada anterior. Debido al esfuerzo por mantener los precios, hubo una bajada de los ingresos medios de dos euros (un 9%), de 22,53 a 20,44 euros.

Pese al resultado negativo, la demanda se ha estabilizado y las instalaciones españolas lograron consolidar la temporada pasada la cifra de 5 millones de visitantes. María José López, presidenta de Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), asegura que si las condiciones meteorológicas hubiesen sido más favorables, el resultado del año pasado se habría acercado a los 6,6 millones de visitantes de la mejora temporada hasta ahora, que fue la de 2008/2009.

Para la nueva temporada, estas son las que han confirmado una fecha de apertura prevista, aunque siempre dependerá de si el espesor de nieve lo permite:

  • 26 de noviembre
    Baqueira Beret (Lleida)
    Cerler (Huesca)
    Formigal (Huesca)
    La Molina (Girona)
    Grandvalira (Andorra)
    Sierra Nevada (Granada)

  • 1 de diciembre
    Leitariegos (León)
    San Isidro (León)

  • 2 de diciembre
    Espot Esquí (Lleida)
    Port Ainé (Lleida)
    Vallnord (Andorra)
    Boí Taüll (Lleida)

  • 3 de diciembre
    Vallter 2000 (Girona)

La temporada 2015/2016 empezó de forma irregular por la ausencia de precipitaciones de nieve y altas temperaturas prácticamente en toda Europa, a excepción de Suiza e Italia, donde la meteorología fue más generosa y permitió la producción de nieve artificial desde el inicio. Sin embargo, la afluencia disminuyó también en Suiza e Italia, aunque en menor medida que en otros destinos europeos como Francia o Austria, que entre los cuatro perdieron unos cinco millones de esquiadores.

Según Atudem, el año pasado se vivieron dos temporadas de esquí diferentes, dado que algunas estaciones españolas empezaron el invierno de forma normal, mientras que las nevadas no llegaron a otras hasta la segunda parte de la campaña, lo que compensó en cierto modo el mal comienzo y permitió mantener la afluencia prevista desde el principio.

En la temporada pasada, sólo las estaciones pirenaicas lograron incrementar el número de visitantes y lo hicieron en un 5,8%, hasta 3,2 millones. Las mayores caídas en la afluencia se produjeron en los sistemas Ibérico y Central, con un 34% de esquiadores menos, mientras que en la Cordillera Cantábrica hubo un descenso del 22,2% y en el sistema Penibético del 20,7%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento