Los deberes en clase y la lección en casa: 'Flipped Classroom’, el método para aprender al revés

  • En esta metodología el estudiante hace los deberes en clase con los compañeros y aprende la lección en casa.
  • El aprendizaje se da fuera del aula a través de vídeos, podcasts y blogs.
  • Las horas de clase se dedican a realizar actividades sobre esos contenidos y al intercambio de ideas entre los alumnos.
Alumnos de Secundaria levantan la mano en clase.
Alumnos de Secundaria levantan la mano en clase.
GTRES

Vídeos interactivos, podcasts, clases no presenciales... las nuevas tecnologías cada vez están más presentes en el mundo educativo. En los últimos años, la enseñanza tradicional –en la que se da lo mismo a la vez a todos los alumnos– está siendo desplazada por una disciplina donde las redes sociales y los blogs cobran protagonismo. Así lo aseguran los docentes de la Universidad de Alcalá en el artículo ¿Y si enseñamos de otra manera?, en el que destacan la necesidad de apostar por nuevas metodologías que se adapten a las exigencias actuales de los alumnos.

Flipped Classroom (clase invertida o al revés, en castellano), es una de esas metodologías que está ganando cada vez más adeptos y en la que el estudiante hace los deberes en clase con los compañeros y aprende la lección en casa. Este método es un modelo pedagógico en el que el aprendizaje se da fuera del aula a través de vídeos, podcasts y blogs. Mientras tanto, las horas de clase están dedicadas a realizar actividades sobre esos contenidos y al intercambio de conocimientos e ideas entre los alumnos.

Los educadores tienen la misión de crear un espacio flexible para que el alumno decida cuándo y dónde aprende. De esta forma, los jóvenes podrán estudiar sus lecciones en su casa, en una biblioteca o en cualquier otro espacio público a través de vídeos tutoriales, animaciones y otro tipo de actividades en formatos multimedia. Raúl Santiago Campión, profesor de la Universidad de La Rioja y miembro del proyecto The Flipped Classroom, opina que "ya no hace falta que un docente explique los contenidos a todos los alumnos. El estudiante debe ser el protagonista ahora. Gracias a las nuevas tecnologías, los procesos que tradicionalmente se hacían en las aulas ahora se realizan en casa en forma de 'microtareas'".

Los beneficios de 'Flipped Classroom'

Según la web oficial de The Flipped Classroom, crear un ambiente colaborativo y flexible en el aula, involucrar a las familias en el proceso de aprendizaje y el uso de las nuevas tecnologías son algunas de las ventajas de esta disciplina. Sin embargo, en un método educativo donde la mayor parte del aprendizaje se realiza fuera del aula, ¿donde queda el papel de los docentes? Tal y como indica el mismo portal, los profesores dispondrán de más tiempo para la atención individualizada del alumno, lo cual es altamente beneficioso para ellos.

El método de 'Clase Invertida' surgió hace 9 años en Estados Unidos, cuando dos profesores de Woodland Park High School, Jonathan Bergmann y Aaron Sams, se dieron cuenta de que sus estudiantes faltaban a menudo a clase. Con la intención de ayudarles, impulsaron la grabación y distribución del contenido de las lecciones a través de video tutoriales. Hay otras disciplinas que persiguen el formato de 'escuela moderna' como 'Instrucción entre Pares', basado en la enseñanza interactiva o como el cada vez más famoso Design Thinking, en el que el alumno sigue una serie de pasos para realizar su tarea: empatizar, definir el problema, idear, prototipar, aplicar y evaluar.

Raúl Santiago Campión es uno de los promotores de la educación invertida en España y, aunque no hay datos exactos sobre cuántos centros llevan a cabo esta metodología educativa, lo cierto es que se ha producido un incremento de los interesados en Flipped Classroom. Así lo asegura Campión, que ha visto cómo las visitas a su web se han multiplicado en el último año. En Flipped Global Initiative se pueden seguir cursos online en el que varios profesores ayudan con la familiarización de este método.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento