Un contrincante muy lejano

Los alumnos de tres colegios zaragozanos disputaron ayer un torneo de ajedrez contra niños que estaban en Francia. ¿Cómo? Através de la red
Aunque las piezas blancas jugaran desde Zaragoza y las negras desde Pau (Francia), la competición de ayer fue igual de emocionante que las partidas presenciales. Todo se desarrolló a través de la red y los niños manejaron el ratón con total desenvoltura.

Los alumnos del Marcos Frechín, Tomás Alvira y Gascón y Marín fueron los participantes en esta iniciativa de ajedrez en línea, que contó con la colaboración de las delegaciones de Educación de ambas ciudades, y respondieron con un gran interés.

En el Gascón y Marín la mañana empezó muy bien. Una docena de niños de ocho y nueve años se sentaron frente al ordenador dispuestos a jugar. La primera partida fue la del equipo formado por Irene, Jorge y «Toti». Los niños estaban un poco agitados y se lamentaban cuando se daban cuenta de que habían hecho algún movimiento equivocado, pero enseguida se hicieron con el dominio de la situación. «Se han dejado la dama y les hemos hecho jaque pronto», explica Irene.

Mientras unos jugaban, el resto rellenaba unos cuestionarios que puntuaban en la prueba, con problemas de ajedrez y preguntas relacionadas con este deporte. «La actividad fomenta la argumentación y el debate entre los niños», explicó una de las organizadoras.

Si la partida hubiera sido presencial los niños no se hubieran entendido con los franceses, pero ayer el ajedrez fue el idioma universal y sólo hizo falta el ratón y muchas ganas de pasarlo bien.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento