El PP ofrece eliminar la reválida de la ESO para pactar la reforma de la LOMCE

  • La prueba se realizaría únicamente a título muestral y las comunidades autónomas elegirían los centros en los que se realiza.
  • La de Bachillerato se mantendría y serviría para acceder a la universidad, quedando prácticamente igual que la Selectividad.
  • El ministro Méndez de Vigo iniciará las conversaciones con las comunidades autónomas en 28 de noviembre en la reunión interterritorial.
Alumnos de Primaria y ESO realizando pruebas de Competencias.
Alumnos de Primaria y ESO realizando pruebas de Competencias.
ACN
El Partido Popular ofrece al resto de formaciones políticas reformar el sistema de reválidas implantado en la nueva Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) como primer paso para alcanzar el pacto nacional por la Educación al que Mariano Rajoy se comprometió con Ciudadanos a cambio de que el partido naranja apoyase su investidura.

El Partido Popular ofrece al resto de formaciones políticas reformar el sistema de reválidas implantado en la nueva Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) como primer paso para alcanzar el pacto nacional por la Educación al que Mariano Rajoy se comprometió con Ciudadanos a cambio de que el partido naranja apoyase su investidura.

La modificación, de acuerdo al proyecto de ley que el Ministerio de Educación ha enviado a los negociadores del Partido Socialista, tendría dos vertientes.

La primera es la eliminación de la prueba final al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria, que se realizaría únicamente a título muestral -es decir, no tendrían que hacerla todos los alumnos-, en los centros designados por las comunidades autónomas y únicamente sobre las materias troncales del 4º y último curso, no de toda la etapa.

La segunda novedad es que la evaluación final de Bachillerato sería prácticamente igual a la Selectividad, con exámenes sólo de las asignaturas  troncales del 2º curso, en lugar de las materias correspondientes a 1º y 2º, como establece la ley en estos momentos.

Resistencia de las CCAA

El borrador, adelantado por la emisora Onda Cero, fue enviado por el Ministerio de Educación al PSOE este jueves. Sus condiciones, aseguraron desde el departamento que dirigie Íñigo Méndez de Vigo a la agencia Europa Press, mantendrán "durante un tiempo prudencial y suficiente" hasta alcanzar el pacto educativo. El propio ministro intentará pactar el plazo con las comunidades autónomas en la conferencia sectorial que se celebrará el próximo 28 de noviembre.

El documento supone la desvinculación de la reválida de la obtención de los títulos de ESO y Bachillerato y elimina algunos de los obstáculos que impedían que la mayoría de las autonomías admitiesen la puesta en marcha del sistema de pruebas finales. Solo Galicia, Castilla y León, Madrid, Murcia y La Rioja -además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde el Ministerio ejerce las competencias-, todas gobernadas por el PP, habían aceptado las reválidas.

La oferta para iniciar las negociaciones se produce solo dos días después de que la oposición sacase adelante, el pasado martes en el Congreso de los Diputados, una proposición del PSOE para comenzar a tramitar la "suspensión" del calendario de implantación de la LOMCE y su sustitución por otra ley.

En realidad, el pleno ya ha aprobado dos veces la retirada de la ley que José Ignacio Wert, anterior ministro del ramo, aprobó en solitario en noviembre de 2013 con el resto de partidos y la comunidad educativa en contra. La primera fue en abril de este año, ya con el Gobierno en funciones, gracias a una propuesta no de ley del PSOE. La segunda votación fue en octubre, a iniciativa de Convergencia Democrática de Cataluña (hoy, Partido Demócrata Europeo Catalán).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento