Genocidio armenio
Durante la matanza murieron un millón y medio de personas según Armenia.

El presidente George Bush ha manifestado su rechazo a una resolución que ha sido aprobada en el Congreso norteamericano que considera como genocidio la matanza de armenios a manos del Imperio Otomano en 1915.

Supondría "un gran daño" a las relaciones EE UU - Turquía

El presidente ha declarado que una toma de postura en ese sentido podría causar "un gran daño" a las relaciones entre EE UU y Turquía.

"Esta resolución no es la respuesta correcta a estas históricas matanzas", señaló el mandatario norteamericano al referirse al genocidio armenio que entre 1915 y 1917, durante la desintegración del Imperio Otomano en la I Guerra Mundial, acabó con la vida de millón y medio de personas según las estimaciones armenias.

Turquía es un importante aliado estratégico

A este respecto, la secretaria de Estado Condoleezza Rice, ha afirmado que una resolución al respecto "sería desestabilizante porque se relaciona con nuestros esfuerzos en Irak y Afganistán porque Turquía, un importante aliado estratégico, es muy importante en el apoyo de nuestros esfuerzos en estas áreas cruciales", según ha recogido la agencia ANSA.

Sin embargo, pese a las críticas, el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU aprobó la resolución que fue respaldada por 27 votos a favor y 21 en contra. El texto pasará ahora al pleno de la Cámara de Representantes.