¿Quién no ha tenido alguna vez que ir a dos administraciones distintas a esperar sendas colas para realizar un mismo trámite burocrático? El cabreo que a veces conllevan estas situaciones puede estar a punto de acabar en algunas instancias. A partir de ahora cuando un ciudadano cambie de domicilio en Córdoba y posea un vehículo, sólo tendrá que modificar sus datos de empadronamiento para que, automáticamente, esa información también quede reflejada en los archivos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Esta mejora se hace posible gracias a un convenio firmado por el Consistorio y por la DGT. El portavoz del Gobierno municipal, Francisco Tejada, indica que «esto evitará que el ciudadano realice desplazamientos innecesarios para hacer estas gestiones, ya que sólo será necesario un acto de actualización de datos».

El proceso es bien sencillo. Tan sólo habrá que presentar en el momento del cambio de empadronamiento el original del permiso de circulación del coche. A partir de ese momento, la Jefatura de Tráfico remitirá las licencias actualizadas con los nuevos datos cuando sea necesaria su renovación.