España encadena dos años de aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero

Emisiones De CO2
Emisiones De CO2
EUROPA PRESS

Las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI) aumentaron un 0,2% en 2014 respecto al año anterior y se situaron en 324,2 millones de toneladas de dióxido de carbono, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si a este dato, consolidado y definitivo, se suma el provisional de 2015, que apunta a un incremento de emisiones del 3,2%, según le adelantó el Gobierno español a la UE, España habría encadenado dos años seguidos de incrementos de emisiones de gases de efecto invernadero, una ruta contraria a la que propugna el Acuerdo del Clima y una mala noticia que llega en plena cumbre del clima de Marrakech.

El dato conocido este miércoles constata el cambio de tendencia respecto de años previos de descensos de las emisiones (desde 2010) principalmente por la crisis económica.

Las emisiones de gases de efecto invernadero se debieron, principalmente, a la Industria manufacturera, que concentró el 25,7% del total de emisiones en 2014. Por su parte, el Suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua emitió un 23,8% del total y los hogares un 21,7%.

Los sectores que más aumentaron sus emisiones en 2014 fueron "suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua" (4,8%) y "Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca" (2,1%). Los hogares, como consumidores finales, aumentaron un 2,7% sus emisiones.

Existen distintos gases de efecto invernadero. Los principales, por su nivel de emisiones, son el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O). Las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera aumentaron un 0,4% en 2014 respecto a 2013. En el año 2014 las emisiones de metano aumentaron un 0,2%. Por su parte, las emisiones de óxido nitroso aumentaron un 4,0% en 2014.

Las mayores cantidades de dióxido de carbono emitidas en 2014 correspondieron a la Industria manufacturera (75,5 millones de toneladas), al Suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua (62,4 millones) y a los hogares (62,1 millones). En su conjunto, estos tres sectores representaron el 77,0% del total de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Cuantificar los cambios en el ratio de incremento del CO2 es esencial para evaluar las causas del cambio climático. Sin embargo, ese proceso es difícil de llevar a cabo debido a los complejos equilibrios entre las emisiones y las vías existentes para cuantificar la absorción de dióxido de carbono.

El dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante un siglo. Solamente lo pueden absorber los sumideros como los bosques y los océanos. Pero los científicos han llegado a la conclusión de que estos no son capaces de absorber todo el CO2 que se emite.

El Gobierno español envió a la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA en sus siglas en inglés) el 31 de julio de este año las previsiones de las emisiones de 2015 y estas suponían un incremento del 3,2% . Coincidiendo con la recuperación macroeconómica, 17 países europeos incrementaron sus emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, siendo España el segundo en volumen de incremento absoluto, por detrás de Italia.

En rueda de prensa en Marrakech, la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, achacó el incremento de emisiones de 2015 al "mix energético", a la falta de reservas de las hidroeléctricas y las eólicas. "Y eso es algo que no está en manos del Gobierno", aseguró, "aunque se puede compensar con el comercio internacional de emisiones", ha recordado.

Su Ministerio ya reconoció este otoño que España necesita "casi triplicar los esfuerzos" para cumplir con los objetivos" de reducción de emisiones de CO2 para el año 2030.

La UE impone a España la UE un objetivo de reducción del 26% de las emisiones de CO2 (el principal gas de efecto invernadero) en el año 2030 en comparación con las emisiones del año 2005. La ministra García Tejerina se ha mostrado convencida de que España "cumplirá".

Por su parte, Javier Andaluz, portavoz de Ecologistas en Acción sobre Cambio Climático, consideró en Marrakech sin embargo que "los datos de las emisiones de los últimos años muestran como España sigue contando con un modelo profundamente dependiente del petróleo y que las únicas reducciones de gases de efecto invernadero observadas responden a situaciones económicas".

Además, añadió que "las políticas del Gobierno son una ayuda al incremento del cambio climático con dos ejemplos muy claros: el hachazo a las renovables y el incremento de la quema de carbón. Medidas opuestas a lo que un país tan vulnerable al cambio climático como España necesita".

Fundación Biodiversidad
Mostrar comentarios

Códigos Descuento