Bruselas decide finalmente no retirar los fondos a España por tomar medidas "suficientes" para corregir su exceso de déficit

  • "El procedimiento por déficit excesivo debe mantenerse en suspenso", señala la Comisión, que también suspende el expediente abierto a Portugal.
  • El Parlamento Europeo había pedido a Bruselas que no congelase estos fondos, porque España había tomado medidas para encarrilar su déficit.
  • España ya se libró de la multa del 0,2% del PIB por ese motivo y ahora no se congelaran el 50% de estos fondos, unos 1.200 millones de euros.
  • En cualquier caso, Bruselas advierte de que "sin cambios en las políticas" el déficit de 2017 también está en riesgo de incumplirse.
De Guindos, durante una reunión en el Eurogrupo.
De Guindos, durante una reunión en el Eurogrupo.
GTRESONLINE

La Comisión Europea (CE) ha anunciado este miércoles que no va a congelar los fondos estructurales y de inversión a España para 2017, ni de Portugal, tras haber evaluado las medidas presentadas por ambos países para atajar sus déficits.

"El procedimiento por déficit excesivo debe mantenerse en suspenso. No habrá propuesta de suspensión", señala la Comisión en un comunicado, en el que explica que decide suspender los expedientes abiertos a los dos países por haber incumplido el año pasado sus compromisos de reducción del déficit. En el caso de España, el desvío presupuestario superó en ocho décimas (5%) el objetivo máximo del 4,2% que le había marcado Bruselas.

De este modo, no se congelarán el 50% de los fondos que le correspondían el próximo año a España (unos 1.200 millones). Y se trata de la segunda noticia positiva para las arcas del país, después de que ya evitase en julio una multa del 0,2% del PIB (2.000 millones) por la "falta de acción efectiva" para cumplir con la reducción del déficit estipulada.

Bruselas ha tenido en cuenta la opinión de la Eurocámara y la comparecencia en Estrasburgo el pasado 7 de noviembre del ministro de Economía español, Luis de Guindos. El ministro defendió allí la senda de reducción de déficit en el país y cifró en más de 10.000 millones de euros el impacto de las medidas de corrección aprobadas, entre ellas el adelanto de pagos del Impuesto de Sociedades.

"Sé que es lo que se esperaba y es, obviamente, una buena noticia para dos países en los que los fondos europeos juegan un papel importante para sostener inversión y queremos que Europa ayude a salir de la crisis", ha expresado en rueda de prensa el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici.

La decisión sobre el cierre del diálogo estructurado en el Parlamento Europeo (PE) se tomará este jueves, una vez conocida la decisión del Ejecutivo. Estrasburgo había pedido ayer a Bruselas que no propusiese la suspensión de los compromisos de fondos al considerar que el país había tomado acciones efectivas para encarrilar su déficit tras incumplir sus compromisos fiscales el año pasado.

Así lo expresaron los presidentes de las comisiones parlamentarias de Desarrollo Regional y Asuntos Económicos, Iskra Mihaylova y Roberto Gualtieri, respectivamente, en una carta que dirigieron al presidente de la Eurocámara, Martin Schulz. "Consideramos que se dan las condiciones para concluir que ha tomado medidas efectivas", decía la misiva.

"Los hechos que llevaron a comenzar el procedimiento de suspensión ya no existen", ha añadido este mismo miércoles el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis.

"Sin cambios, el déficit de 2017 no se cumplirá"

En cualquier caso, Bruselas advierte de que el borrador presupuestario para 2017 está en riesgo de no cumplir con los nuevos objetivos fiscales pactados. "Teniendo en cuenta la naturaleza de las proyecciones sin cambios en las políticas, las previsiones de la Comisión calculan que ni el objetivo intermedio de déficit ni el esfuerzo fiscal recomendado se cumplirán", se explica.

La Unión Europea aprobó en agosto una nueva senda fiscal que establece unos objetivos de déficit público del 4,6% para este año, del 3,1% para 2017 y del 2,2% para el próximo año. Según las últimas previsiones de Bruselas, España cumplirá el compromiso de este año, pero el desvío sólo se reducirá hasta el 3,8% el próximo año.

Moscovici ha reiterado que espera "en las próximas semanas" un nuevo plan "actualizado y completo". Y se advierte desde la Comisión a España que corrija su alto endeudamiento, tanto público como privado, así como su tasa elevada de desempleo —especialmente entre la población joven y parados de larga duración— que se traduce en una reducción "lenta" de la pobreza.

Además, Bruselas destaca que el bajo crecimiento de la productividad hace que la competitividad dependa de las ventajas en costes, lo que afecta a las condiciones laborales y a la cohesión social.

Tirón de orejas a otros seite países

España no será el único país que incumplirá su objetivo de déficit en 2017. La Comisión, tras haber analizado los borradores presupuestarios correspondientes a 2017 remitidos por los socios de la moneda común, señala a otros siete potenciales incumplidores: Bélgica, Italia, Chipre, Lituania, Eslovenia y Finlandia (todos con riesgo de "desviación significativa"), y  Portugal, que a diferencia de los otros seis se encuentra no está en procedimiento "preventivo", sino "correctivo" (como España). El riesgo de incumplimiento luso, sin embargo, es "contenido"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento