El PSOE castiga a dos diputados que votaron 'no' a Rajoy sin reunir a la gestora

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández (i), y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta (d), durante una reunión en Ferraz.
El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández (i), y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta (d), durante una reunión en Ferraz.
EFE/Ballesteros
El PSOE inició este miércoles las represalias contra los quince diputados que votaron 'no' a la investidura de Mariano Rajoy relevando al catalán José Zaragoza y al balear Pere Joan Pons como presidente y portavoz de la Comisión Mixta del Congreso para la Unión Europea, respectivamente. La decisión, confirmaron fuentes Ferraz, se ha tomado sin reunir a la gestora provisional del partido, dirigida por el asturiano Javier Fernández en calidad de presidente y el andaluz Mario Jiménez como portavoz. "Nos hemos vuelto a enterar por la prensa", añadieron desde la dirección colegiada.

El PSOE inició este miércoles las represalias contra los quince diputados que votaron 'no' a la investidura de Mariano Rajoy relevando al catalán José Zaragoza y al balear Pere Joan Pons como presidente y portavoz de la Comisión Mixta del Congreso para la Unión Europea, respectivamente. La decisión, confirmaron fuentes Ferraz, se ha tomado sin reunir a la gestora provisional del partido, dirigida por el asturiano Javier Fernández en calidad de presidente y el andaluz Mario Jiménez como portavoz. "Nos hemos vuelto a enterar por la prensa", añadieron desde la dirección colegiada.

Su salida se produjo a las 9.00 horas, cuando Ana Pastor, presidenta del Congreso, se dirigió a la comisión y explicó que los cargos recaían, a partir de ahora y por este orden, en la exportavoz del grupo socialista Soraya Rodríguez y en el diputado Eduardo Madina. "El presidente no se vota, sino que se designa formalmente por delegación de la Presidencia de la Cámara", detalló a 20minutos un miembro del PSC, que no ocultó su malestar.

"Si esto sirve para frenar el conflicto y llegar a un escenario de entendimiento, lo doy por bueno. Lo mismo que te ponen en el cargo, te quitan. Yo creo que es un error, pero lo que nos importa desde el PSC es llegar a un entendimiento con el PSOE. Si el partido no es fuerte en Cataluña, difícilmente puede serlo en España", valoró Zaragoza por teléfono a este diario.

El parlamentario, que no se considera "díscolo" por haber renegado de la abstención que dictaminó el Comité Federal, justificó que no merece sanción alguna por su comportamiento. "Yo he cumplido la resolución de mi partido, el PSC, que dijo que había que votar no. Nosotros [los siete diputados catalanes que se saltaron la disciplina de voto] no tenemos un problema de rebeldía".

Otra decisión unilateral

La sustitución de José Zaragoza y Joan Pons se produjo un día antes de la reunión de la gestora, prevista para este jueves, y al margen de sus miembros. Este órgano es, según admitió este martes el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Hernando, el único responsable de la estructura del PSOE en el Congreso de los Diputados, así como de las comisiones. "El Grupo, naturalmente, no es autónomo respecto a la dirección, como no lo ha sido nunca. La gestora algo nos trasladará", confesó.

Sin embargo, la dirección colegiada se haya inmersa en una crisis después de que varios de sus miembros hayan acusado a Javier Fernández y a Mario Jiménez de actuar por su cuenta y de trabajar para los intereses de la baronesa autonómica Susana Díaz. En este contexto enmarcan los críticos decisiones como la de este miércoles.

Otros relevos pendientes

La sustitución de Zaragoza y Pons anticipa otros relevos que decidirá el jueves la gestora del PSOE, en los que está por ver cómo afectará a los quince díscolos -siete del PSC y ocho del PSOE- la reestructuración que abordará del grupo. Queda pendiente además la multa económica que previsiblemente llegará a los 600 euros, según Efe.

La que fuera cabeza de lista por Barcelona Meritxell Batet y la balear Sofía Hernanz podrían ser expulsadas de la dirección del grupo parlamentario, del que Batet es portavoz adjunta y Hernanz portavoz sustituta, además de ocupar dos de las cinco secretarías generales adjuntas que tiene el grupo.

También la jueza y exmagistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles, la independiente que concurrió a las elecciones como número dos del dimitido Pedro Sánchez, podría ser relevada de la presidencia de la Comisión de Justicia, mientras que la aragonesa Susana Sumelzo, sería apartada de la portavocía de Cooperación al Desarrollo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento