Los hechos, según el escrito provisional de la fiscalía, tuvieron lugar en junio de 2010 en El Ejido, cuando la víctima se personó en un local de copas de la localidad donde había quedado con uno de los acusados, ambos sin antecedentes, para "reclamarle una suma de dinero".

Con esto, la víctima y el mayor de los primos iniciaron una discusión "por motivos económicos", de forma que todos ellos fueron invitados a abandonar el establecimiento, lo que hicieron para dirigirse a un descampado cercano acompañados de unos amigos "de unos y de otros".

Fue allí donde los supuestos implicados siguieron con la "acalorada discusión" hasta que en un momento dado, según el Ministerio Público, J.J.A.M. le gritó a su familiar: "Primo mátalo, mátalo", a lo que éste habría sacado el arma que llevaba oculta en su pantalón a la altura del vientre y disparado con ella "en varias ocasiones" a la víctima, que huía "despavorida" del lugar.

Pese a ello, la víctima fue alcanzada por dos de los disparos efectuados y cayó al suelo, mientras que los asaltantes abandonaron el lugar. El arma empleada en el ataque no fue encontrada posteriormente.

La Fiscalía solicita para cada uno de ellos ocho años de prisión por estos hechos, si bien para A.L.M., como presunto autor material de los disparos y poseedor del revólver, pide además un año y medio más de cárcel acusado de un delito de tenencia ilícita de armas.

Además, solicita el pago de 36.480 euros por las lesiones sufridas en el glúteo izquierdo, ya que la víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y precisó 668 para su curación, pese a lo que le han quedado como secuelas una "cojera manifiesta" y un perjuicio estético moderado en alto grado, ante lo que el fiscal reclama otros 55.000 euros como indemnización.

Consulta aquí más noticias de Almería.