Alce
El cadáver del alce. THE OREGONIAN

Un hombre de Bend, Oregón, fue empalado por la parte de la espalda con la cornamenta de un alce al que había disparado el sábado, según la Oficina del Sheriff del condado de Crook.

Gary Heeter, de 69 años, se encontraba cazando en "un lugar muy remoto" en las montañas de Maury, donde mató a un alce. Cerca del mediodía, mientras arrastraba el cadáver del animal detrás de su vehículo en una colina empinada, el vehículo volcó y él cayó hacia atrás, sobre su presa muerta.

Un grupo de caza le socorrió con los primeros auxilios para intentar evitar la excesiva pérdida de sangre que estaba sufriendo la víctima.

Las autoridades se encontraron a Heeter al llegar a la escena del accidente consciente y comunicativo, pero como en estado de shock.

Heeter fue trasladado al hospital St. Charles de Bend por un helicóptero medicalizado, pero éste tuvo problemas de aterrizaje por el terreno escarpado.

De acuerdo con la Oficina del Sheriff del condado de Crook, Heeter se encuentra estable.