Cementera de Alcalá.
Cementera de Alcalá. ARCHIVO.

El calendario del VII Encuentro Estatal arrancará este viernes 11 de noviembre a las 19,00 horas, con la apertura oficial en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Alcalá. Será un panel de expertos en distintos ámbitos en el que se abordará la incineración de residuos en las cementeras. Para ello se contará con José Luis Conejero, miembro de la plataforma contra la incineración de Montcada y Reixac (Cataluña), Daniel López, ex coordinador del Área de Residuos de la Federación Andaluza de Ecologistas en Acción, y con Carlos Arribas, coordinador del Área de Residuos de la Federación Estatal de Ecologistas en Acción.

Los tres, junto a Ruth Echeverría, bio física de la Fundación Alborada, realizarán un análisis técnico de este tipo de procedimientos desde el punto de vista del empleo, el medio ambiente y la salud.

Ya el sábado 12, durante toda la jornada se celebrarán las sesiones de trabajo mediante talleres en la Escuela de Adultos 'Diamantino García Acosta'. Allí, se debatirá sobre la lucha global contra la incineración de residuos, la cartografía sobre cáncer e industria cementera en México, el marco legal de la lucha contra la incineración y las estrategias de lucha contra esta práctica. Asimismo, durante la jornada, tendrá lugar el II Encuentro de la Coordinadora Andaluza de Plataformas.

MANIFESTACIÓN EL DOMINGO

Finalmente, el domingo 13, el protagonismo del VII Encuentro Estatal se centrará en la barriada de La Liebre, en cuyas calles se celebrará una nueva manifestación de rechazo al proyecto de incineración de la cementera alcalareña de Portland Valderribas. Según ha dicho a Europa Press Francisco Gavira, uno de los activistas del movimiento ecologista de Alcalá, para esta movilización se han impreso "15.000 octavillas" y unos 500 carteles

Según los ecologistas, que han promovido toda una campaña social en contra de esta medida, gracias a la revisión de su autorización ambiental integrada, la planta contaría con disposición de incinerar 292.000 toneladas de residuos al año para su uso como combustible. "Esa cantidad supera a los residuos que procesan todas las cementeras de Andalucía juntas", dicen los ecologistas, que avisan de "emisiones a la atmósfera", con sus correspondientes consecuencias en un área densamente poblada, en la primera corona del área metropolitana de Sevilla.

Pero el conflicto ha ido más allá del plano social, porque de un lado, la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tramita el recurso promovido por Alwadi-ira-Ecologistas en Acción, contra la decisión de la Junta de Andalucía de modificar la autorización ambiental unificada (AAI) de la planta cementera, precisamente para permitir la incineración de residuos no peligrosos.

De otra parte, la empresa sopesaría posibles acciones legales contra la operación promovida por el Ayuntamiento de Alcalá, gobernado por Ana Isabel Jiménez (PSOE), para modificar sus normas urbanísticas y establecer unas "distancias mínimas" de dos kilómetros entre las actividades industriales que "utilicen residuos como combustible alternativo" y las "zonas de suelo urbano o urbanizable", lo que en la práctica implica un bloqueo de las pretensiones de la cementera.

La empresa Cementos Portland, de su lado, expone que prevé invertir dos millones de euros en implementar en su fábrica un sistema de valorización energética de residuos, aspecto que tienen 28 de las 33 plantas que la cementera tiene en España. La compañía justifica esta medida en "el abaratamiento en los costes de producción" y augura una mayor actividad económica fundamentalmente en la comarca, "contribuyendo al desarrollo del sector del reciclaje".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.