El consejero delegado de Emisa, Miguel Ángel Castellón, ha explicado en una nota que la decisión implica que el Ayuntamiento asume la gestión de los aparcamientos dependientes hasta la fecha, así como la deuda de nueve millones de euros de la entidad, una cuestión que "no afecta a las arcas municipales" al formar parte del "presupuesto consolidado" del Ayuntamiento.

A partir de la disolución cesan en su cargo los administradores, extinguiendo el poder de representación, y son reemplazados por los liquidadores, designados en este mismo acto, que asumirán las funciones de los administradores, "velando por la integridad del patrimonio social, concluyendo las operaciones pendientes y realizándose las que sean necesarias para la liquidación", ha explicado el edil.

Castellón ha destacado "el cumplimiento del compromiso adquirido" en su día por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, de disolver y liquidar la sociedad antes de final de año, apoyada esta decisión en los informes necesarios, técnico, jurídico, económico-financiero y fiscal "de los que se dio en el seno del Consejo de Administración, a finales del mes de octubre, y ahora en la Junta General".

Aceptado por la Junta General el acuerdo de disolución, Castellón ha explicado los pasos que seguirá ahora la comisión liquidadora, encargada de velar por la integridad del patrimonio social y concluir las operaciones pendientes además de realizar las nuevas que sean necesarias para la liquidación de la sociedad. "En el plazo de un mes esperamos elevar al Pleno el acuerdo de liquidación, si bien los trámites de la propia liquidación pueden extenderse más en el tiempo".

Consulta aquí más noticias de Almería.