Lorite ante una imagen de dirigentes del PSOE en julio de 2013 en Diputación
Lorite ante una imagen de dirigentes del PSOE en julio de 2013 en Diputación EUROPA PRESS

En este sentido y en rueda de prensa, Lorite ha señalado que "la Diputación no puede ser un mero ente financiador, sino que tiene que cogestionar este espacio, tal y como lo hacen" otras diputaciones en "muchas ciudades españolas"

Junto a ello ha exigido, tanto a la Diputación, como al Ayuntamiento de la capital cordobesa, "que se pongan a trabajar ya en la captación de eventos" para el CEFC, junto con los empresarios del sector turístico, "dado que, según consta en el convenio" suscrito por Ayuntamiento y Diputación para la construcción del CEFC, "el edificio tiene que estar culminado el 30 de junio de 2017", y "no sería lógico esperar" a que esté acabado para iniciar dicha labor.

Estas demandas hay que enmarcarlas, según ha señalado Lorite, en el hecho de que en el próximo Pleno de la Diputación "se va a aprobar la segunda modificación del convenio de colaboración para la financiación" de la obra, a lo que se ha llegado después de "décadas de parálisis, de cambios de proyecto y de promesas incumplidas en torno a este equipamiento", hasta que "José Antonio Nieto (PP) llegó a la Alcaldía e impulsó un proyecto definitivo", para el CEFC, "involucrando a la Diputación de Córdoba, gobernada en ese momento por el PP".

"INCOHERENCIA" DE PSOE E IU

En relación con ello, Lorite ha destacado la "incoherencia política de PSOE e IU, por el cambio de postura que han tenido con respecto a la implicación de la Diputación en la construcción del CEFC, ya que", en 2013 y desde la oposición, "se negaron rotundamente a apoyar un proyecto que, sin lugar a dudas, es beneficioso para el desarrollo socioeconómico de la provincia".

Lorite ha recordado "la concentración de la alcaldes y dirigentes socialistas en el Pleno de la Diputación de julio de 2013, entre los que se encontraba el actual presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, y más miembros del actual gobierno provincial, cuando se aprobó el convenio con el Ayuntamiento de Córdoba" para la construcción del CEFC, y "en esa ocasión el PSOE se opuso a este proyecto, siendo el portavoz socialista en la Diputación, Salvador Blanco", ahora vicepresidente cuarto, "y la delegada del Gobierno andaluz, Isabel Ambrosio", ahora alcaldesa de Córdoba.

A ello se sumó, según ha criticado Lorite, "la actitud partidista y sectaria de la Junta de Andalucía, que no quiso saber nada de un proyecto que es esencial para el futuro socioeconómico de la provincia", pero ahora "los protagonistas han cambiado" de opinión, "y como PSOE e IU están en el gobierno del Ayuntamiento y de la Diputación, nadie se opone al proyecto, lo que demuestra una incoherencia absoluta".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.