Patrick abandonaba los Juzgados de Guadalajara, donde ha permanecido por espacio de más de tres horas y media, sobre las 13.10 horas, tiempo durante el cual ha realizado pruebas de diversa índole, en presencia de su abogada.

El resultado de la prueba pericial psicológica practicada por los forenses para determinar su estado mental se incorporará ahora al sumario del caso.

El asesino confeso entró sobre las 9.30 horas en los juzgados procedente de la cárcel de Alcalá-Meco, y volvía a esta cárcel tras afrontar estos test en el mismo furgón policial en el que había accedido a las dependencias judiciales.