FROET tenía la sospecha que centros autorizados para la expedición del CAP en la Región estaban certificando la asistencia y superación del curso presencial obligatorio a conductores que no habían asistido al mismo, teniendo incluso conocimiento de que, en muchos casos, lo que pagaba la empresa por la obtención del CAP de sus conductores se estaba bonificando de las cuotas de formación a la Seguridad Social.

Por petición expresa de FROET, la Dirección General de Transportes y Puertos incluyó en el Plan de Inspección este asunto, según informaron fuentes de la Federación en un comunicado.

En palabras de Manuel PerezCarro, secretario general de FROET, la Federación "se congratula que se haya actuado de forma contundente ante una denuncia interpuesta por esta organización hace

ya dos años". Asimismo opina "que este fraude puede afectar a otros centros de formación CAP, no solo de la Región".

FROET tiene confianza en que la Administración "combatirá estas prácticas que en nada benefician a los profesionales y empresas del sector transporte de la Región de Murcia regionales, caracterizados por ser estrictos cumplidores de la legislación vigente".

Consulta aquí más noticias de Murcia.