Conde (i) y Argüello (d) en rueda de prensa
Conde (i) y Argüello (d) en rueda de prensa EUROPA PRESS

Así lo ha expresado el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, quien ha presentado este jueves el estado de ingresos, gastos e inversiones de la Archidiócesis, entre cuyos gastos el que más importe representa es el destinado a conservación de edificios y gastos de funcionamiento, que asciende a 4,8 millones de los 12,24 del total de ingresos.

En este sentido, ha agradecido que la Diputación Provincial retome en su presupuesto para el próximo año las ayudas, que se recogen en sus programas de restauración de retablos, con 150.000 euros, y de rehabilitación de iglesias y ermitas, con medio millón, según figura en el proyecto de presupuestos que se prevé llevar al Pleno de la Institución provincial este mes de noviembre.

Argüello, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha señalado que la falta de ese dinero "se nota" y ha puesto en valor el convenio, ya que supone la implicación de las administraciones públicas.

Por su parte, el ecónomo de la Diócesis, José María Conde, ha explicado que aún hay algunas intervenciones que se llevan a cabo que cuentan con las ayudas, dado que se prolongan en el tiempo, por lo que augura que la falta de estas aportaciones se puede notar el próximo ejercicio.

Además, el obispo auxiliar ha incidido en que en el mundo rural de Valladolid hay "montones" de templos y ermitas en entornos donde hay una población muy pequeña y aunque reconocen el apoyo de las administraciones, la situación de reducción de déficit y la crisis han supuesto que las aportaciones para grandes obras se hayan disminuido en este tiempo.

En esta línea, ha agregado que en algunos municipios hay pocas personas en invierno, algo que repercute incluso en la seguridad, ya que si se produce un daño a veces no se detecta hasta pasado un tiempo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.