Según han informado desde la Benemérita, tras investigaciones, se ha podido determinar la implicación de estas personas en la sustracción de las joyas, valoradas en más de 10.000 euros.

Se trata de dos empleadas de hogar que realizaban tareas domésticas en los domicilios, que ya han sido puestas a disposición judicial, mientras que, por el momento, las joyas no han podido recuperarse.

Consulta aquí más noticias de Huelva.