Durante el mes de octubre sólo 14 provincias mantuvieron su precio en positivo, según un estudio del portal inmobiliario Hogaria.net.

Vizcaya, Guipúzcoa y Barcelona siguen siendo las provincias más caras, seguidas de Baleares y Álava, mientras que en el lado contrario se sitúan Ciudad Real, León, Palencia, Badajoz y Cuenca, con el precio por metro cuadrado más barato.

Las provincias que experimentaron el mayor incremento mensual de precios fueron Ourense (+0,7%), Baleares y Girona (+0,6%) y Segovia y Cuenca (+0,5%). Por el contrario, las cinco provincias en las que más descendió el precio de la vivienda en octubre fueron Valencia, La Rioja y Castellón (-0,9% en los tres casos); Murcia (-0,8%) y Pontevedra (-0,7%).

Las capitales de provincia que más bajaron de precio durante el décimo mes del año fueron Segovia (-0,9%), Bilbao y Ciudad Real (-0,7%), Oviedo (-0,6%) y Cuenca (-0,5%). En el otro extremo, las capitales que registraron un mayor incremento fueron Málaga (+2,2%), A Coruña (+2,1%), Tarragona (+1,8%), Zaragoza (+0,9%) y Murcia (+0,8%).

En Madrid y Barcelona capital el precio de la vivienda usada subió en octubre un 0,4% y un 0,5%, respectivamente, hasta 3.018 y 3.439 euros por metro cuadrado.

En Sevilla, el precio se situó en 2.088 euros, un 0,4% más, mientras que en Valencia capital alcanzó los 1.855 euros por metro cuadrado, con un aumento del 0,3%.