"Creo que ha llegado el momento de admitir que el debate de la limpieza de Almería no debe ser solo de qué, cuánto y cómo se recoge sino de qué, cuánto y cómo se ensucia y quienes ensucian", ha manifestado ante el pleno el concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso, antes de que se aprobara inicialmente con los votos a favor del PP y de C's y la abstención de PSOE e IU la ordenanza municipal de limpieza de espacios públicos y recogida de residuos.

Alonso, que ha reconocido que es el Consistorio el que tiene las competencias y "parte de la responsabilidad de tener las calles limpias", por lo que no va a "cesar en mejorar" que Almería "esté limpia", toda vez que, al respecto, ha advertido que en esta cuestión no caben "planteamientos ideológicos y políticos". "Colaboremos en el mantenimiento y la limpieza de la ciudad que nos beneficia a todos por igual", ha añadido el edil, quien cree que esta cuestión debería "estar fuera del aprovechamiento partidista".

Desde IU han justificado su abstención al señalar que el texto está aún sometido a exposición pública y sobre el mismo se pueden presentar alegaciones ante determinadas "lagunas", cuestión que también se ha advertido desde C's, que ha detectado "algunos asuntos contradictorios que entran en conflicto con otras ordenanzas", como la regulación que delimita el dar alimento a animales callejeros, lo que no le ha impedido apoyar el inicio del trámite del expediente.

Ambos grupos, al igual que el PSOE, han coincidido en solicitar una mayor difusión a la ordenanza de modo previo a su aprobación para conseguir la implicación de la sociedad almeriense, aumentar las aportaciones y conseguir una aplicación "satisfactoria". Ante esta petición, el edil del PP ha aclarado que se prevé realizar "campañas de sensibilización" que arrancarán este mismo jueves, con la presentación de una campaña que se llevará a centros escolares.

CUEVAS DE LOS MEDINAS

El pleno ha aprobado también con los votos a favor del equipo de gobierno (PP), la abstención de C's y el voto contrario de PSOE e IU la declaración de utilidad pública o interés social, y aprobación del proyecto de actuación, para ampliación de planta de vermicompostaje de restos vegetales y vertederos de cola en el Paraje Cañada Moreras-Cueva de los Medinas promovido por Reciclados Almerienses 2005, lo que ha conllevado el rechazo manifiesto de algunos vecinos de la zona que han asistido a la sesión y que se han quejado de la proliferación de malos olores y falta de equipamiento en el barrio.

Tanto los portavoces de los grupos del PSOE e IU han expresado su "compromiso" con los vecinos del barrio ante las "molestias" que, según han referido, les causa en la zona la planta de compostaje. "No consideramos que sea coherente romper el compromiso de los vecinos, a los que -la planta- ya les produce molestias sin ampliar", ha señalado el portavoz de IU, Rafael Esteban.

Por su parte, el portavoz de C's, quien ha asegurado no tener claro si los olores "son achacables" a la planta de vermicompostaje o a la planta de residuos, ha solicitado la retirada del punto para buscar nuevamente consenso a través de la comisión informativa, lo que ha sido rechazado por todos los grupos restantes. Ante esto, ha recordado que la existencia de plantas de tratamiento están ubicadas en el barrio "por decisiones políticas" al tiempo que ha acusado a los grupos de haber "utilizado a los vecinos cuando han venido elecciones".

Al respecto, el portavoz socialista ha señalado estar en desacuerdo que "los partidos hemos usado a los ciudadanos" con un barrio que ha sido "ejemplar" por su "paciencia" y para el que, según ha recordado, se aprobó una moción para revertir fondos del superávit en equipamientos municipales. Con esto, el concejal de Vivienda y Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón, ha indicado que el Cuevas de los Medinas tiene ese "compromiso de inversión", lo que "nada tiene que ver" con la ampliación de la planta, cuyo dictamen cuenta con "informes favorables".

La aprobación de este acuerdo ha despertado el enfado de algunos vecinos, de forma que una de ellas ha interpelado directamente al alcalde, a quien ha asegurado que ha habido niños que han tenido que emplear "mascarilla" por los malos olores con meses. "Les ofrezco mi casa para que vivan un año", ha manifestado antes de reclamar equipamientos ante la "deprimente" situación de la zona. "Tenemos que tener un barrio digno porque pagamos impuestos lo mismo que otras personas y estamos marginados", ha apostillado antes de abandonar la sala.

MULTAS POR 1,5 MILLONES DE EUROS

El pleno también ha debatido previa a su aprobación una modificación presupuestaria por importe de 1.506.881,91 euros para el pago de una sentencia a favor de la empresa encargada de la rehabilitación del Mercado Central, cuantía de la que unos 300.000 euros corresponden a intereses de demora, lo que ha sido criticado especialmente por el portavoz del C's, Miguel Cazorla, quien ha cuantificado en 1,5 millones de euros los pagos que ha afrontado el Consistorio en sentencias condenatorias desde el inicio de mandato.

Cazorla ha reclamado así que se pongan en marcha "mecanismos" que eviten que "corran intereses" ya sea "bien a través de un aval para no tener falta de liquidez" o con "el dinero depositado" en el juzgado. La concejal del PSOE Carmen Núñez también ha advertido que el pago de cantidades derivadas de sentencias judiciales deriva de "una mala decisión" adoptada por el equipo de gobierno ya que "los funciones hacen lo que pueden para defender los intereses de la ciudad" pero a partir de las directrices dadas por los políticos.

"La partida de sentencias judiciales son un pozo sin fondo, con cantidades importantes, que comprometen las inversiones del ayuntamiento", ha remarcado Núñez, quien ha requerido una explicación al concejal de Fomento, Carlos Sánchez, quien ha detallado que, en este caso, se decidió llegar a pleito con la empresa reclamante al entender que "no tenían razón" al haber pedido una revisión de precios ocho meses después del fin de la obra con la última certificación.

"Si los servicios jurídicos nos aconsejan y nos dicen que el pleito se ganaba, tenemos que poner toda la carne en el asador", ha justificado Sánchez, quien ha detallado que el Ayuntamiento lleva 153 pleitos ganados y 56 perdidos con un saldo económico positivo "de varios millones de euros".

El pleno también ha aprobado con el apoyo de PP y C's otra modificación por valor de 728.367,42 euros para abonar un acuerdo extrajudicial con otra empresa contratista, lo que ha prologando el debate sobre la capacidad de negociación del Ayuntamiento y la merma de fondos a la hora de emplearlos para su inversión a través de las distintas áreas.

Consulta aquí más noticias de Almería.