En el debate de primera lectura en el Parlamento, ha hecho un recorrido por la posición histórica de los socialistas canarios en la ordenación territorial, apelando a "dejar la puerta abierta" a la búsqueda del consenso respetando los argumentos de todas las fuerzas políticas.

Ha dicho que la Ley del Suelo pretende "aglutinar" en una única norma toda la ordenación territorial y abordar los problemas de los planeamientos en las islas, sustituyendo "discrecionalidad" por "transparencia y seguridad jurídica".

Alemán ha comentado que la sostenibilidad del sector primario depende de los usos complementarios, porque permitirá obtener rentas adicionales, aunque ha mostrado su temor de que la ley sirva de "puerta de entrada" para grandes proyectos.

Asimismo, ha defendido el carácter "enriquecedor" del proyecto con la participación de agentes sociales y económicos, hasta el punto de que se han introducido cambios sobre el borrador inicial. "Vamos a ofrecer diálogo y respeto y esperamos lo mismo del resto de grupos parlamentarios", ha indicado.