La jueza ha dictado sentencia al finalizar el juicio, condenándole a seis meses de prisión, al pago de una multa y de los gastos de extinción, que ascendieron a casi 8.000 euros, han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Los hechos se remontan al 20 de septiembre de 2013 cuando el acusado procedió a limpiar el cementerio "acumulando basura, maderas, restos vegetales y huesos humanos en una zanja" fuera del cementerio y en un área colindante con la zona forestal.

Así, en dicho lugar y sobre las 9,00 horas "quemó los restos, para lo cual no había pedido autorización de la administración, que por la fecha y ser zona de influencia forestal, no podía concederse" según la normativa andaluza, mientras que se ausentó del lugar sobre las 14,00 horas sin dejar vigilancia ni hacer cortafuegos, extendiéndose el fuego, por la falta de diligencia y cuidado del acusado al terreno forestal colindante, al que llegaron pavesas de la quema.

Consulta aquí más noticias de Huelva.