La candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, que esta madrugada fue derrotada por el republicano Donald Trump, se ha dirigido a sus partidarios pasadas las 11.30 hora local de este miércoles (16.30 GMT), una hora después de lo esperado, tal y como confirmó previamente la oficina de su campaña.

Tras conocerse anoche los resultados de los comicios, Clinton no se dirigió a sus seguidores desde el centro de convenciones donde se esperaba su comparecencia muchas horas antes. Y la oficina de Clinton informó que transmitiría el esperado mensaje desde un hotel de Manhattan, donde convocó a los seguidores interesados para que llegasen al menos una hora antes del momento de la comparecencia.

Antes que la candidata, el número dos de Clinton, Tim Kaine, salió al estrado junto a su mujer Anne Holton, y pronunció un discurso de apertura en el que manifestó que lo conseguido en las elecciones "es un logro increíble", dentro de un contexto que hace "muy difícil que una mujer llegue a la presidencia". Recordemos que Hillary sería la primera presidenta mujer de la historia de Estados Unidos.

Sé que estáis decepcionados, pero yo también lo estoy. Hay que mirar hacia el futuroTras Kaine, una sonriente Clinton, acompañada por su marido y su hija, ha comenzado su discurso dando las gracias a todos los allí presentes que la han recibido en pie y con grandes aplausos. Hillary, que ya había felicitado por teléfono a Trump por su victoria en las urnas, según dijo el candidato republicano y confirmaron fuentes de la oficina de campaña de la aspirante demócrata ha querido repetir el procedimiento al comienzo de su discurso.

"Ayer por la noche felicité a Trump y me ofrecí a trabajar con él", comenzó y añadió: "Estoy es muy doloroso, no es el resultado que queríamos, y lamento que no hayamos ganado para poder defender nuestros valores". "Vamos a hacer todo lo posible para mantener los avances de las causas y valores que todos apreciamos", ha manifestado Clinton.

"Sé que estais decepcionados pero yo también lo estoy", ha admitido la candidata.Clinton además quiso lanzar un mensaje a su opositor: "Estados Unidos es lo suficientemente grande para todos", contraatacando al lema que este ha manifestado durante toda la campaña. "Hemos visto que nuestro país está más dividido de lo que pensábamos pero sigo creyendo en América. Tendremos que aceptar este resultado y mirar hacia el futuro", ha afirmado.

Agradecida al ya expresidente Barack Obama con quien —dice— el país tiene una gran deuda, y sin olvidar a las mujeres y los jóvenes del país ha señalado que "nada me da más orgullo que ser su ganadora. Nunca dejéis de creer que luchar por lo que es correcto, vale la pena, y juntos somos más fuertes". "Nunca dudéis de que sois valiosas, poderosas y merecéis todas las oportunidades para perseguir vuestros sueños", ha proclamado la demócrata antes de despedirse de todos los allí presentes.