El acusado fue sorprendido por agentes del Cuerpo Nacional de Polícía cuando portaba una bolsita con tres trozos de hachís, de un peso de 1,53 gramos y una riqueza del 18,74%, y otra bolsita con 0,88 gramos de cocaína de una riqueza del 20'03%. El valor de la sustancia incautada es de 46,77 euros.

Los hechos se remontan al 26 de julio de 2015 y tuvieron lugar en la calle Hermanos Martínez Aguilar de la capital segoviana. Esa vía ya no se denomina así y actualmente es una prolongación de la calle Tomasa de la Iglesia, después del decreto municipal del 26 de abril de 2016, de cambio de denominación de varias vías de la capital segoviana para cumplir con la Ley de Memoria Histórica.

El escrito del fiscal especifica que el acusado padece "un retraso mental que no le anula la capacidad de comprender su conducta".

Consulta aquí más noticias de Segovia.