Aula, Clase, Educación, Absentismo, Vacaciones
Imagen de un aula escolar vacía. EUROPA PRESS

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha alertado este miércoles del "riesgo de configurar una triple red" de centros escolares públicos y concertados con oportunidades educativas diferenciadas para su alumnado.

El informe 'La segregación escolar en Catalunya (II): condiciones de escolarización', continuación del presentado en julio relativo a la admisión, avisa de que se puede consolidar una triple red: de públicos y concertados con una composición social desfavorecida y proyectos socialmente estigmatizados; una segunda de públicos y concertados con un perfil social heterogéneo y proyectos educativos consolidados pero no singularizados. Sistema pública quiere decir sistema público"

Y una tercera de públicos y concertados, con una composición social más favorecida que su entorno, con proyectos educativos capitalizados y a menudo singularizados, con capacidad de atraer demanda, especialmente de familias con más capital cultural y económico con lógicas de elección más informadas y estratégicas.

Tanto Ribó como la adjunta del Síndic, Maria Jesús Larios, han considerado muy positiva la autonomía de centro que recoge la Ley de Educación de Catalunya (LEC), pero han pedido velar por que los centros establezcan proyectos comprometidos con la inclusión de la diversidad social de su entorno.

Ha recomendado actuaciones para evitar que la existencia de proyectos educativos singulares en determinados territorios incida negativamente en la equidad en la admisión y la composición social de los centros, y desarrollar experiencias de trabajo integrado para favorecer que los centros socialmente más capitalizados compartan recursos y dinámicas con las escuelas del entorno.

Prácticas segregadoras

Ribó ha alertado también de "prácticas discriminatorias y segregadoras" en determinadas escuelas públicas y concertadas que pueden incidir en la equidad y en la composición social de los centros.

El Síndic ha recordado que la prestación del Servicio de Educación de Catalunya comporta aceptar principios rectores como la equidad del sistema, el acceso del alumnado en igualdad y la escolarización equilibrada: "Sistema público quiere decir sistema público".

Entre estas prácticas segregadoras en centros públicos y concertados, el informe señala quejas recibidas como que el centro se dirija a un determinado perfil social en la admisión; magnifique las diferencias con otros; no informe adecuadamente de las cuotas en las jornadas de puertas abiertas, y transmita "discursos de superioridad pedagógica" de su proyecto respecto a otros.

El Síndic también ve como prácticas segregadoras no disponer de medidas para garantizar que los alumnos con dificultades económicas puedan participar en las salidas y colonias o no tener en cuenta a este alumnado a la hora de programar la oferta de extraescolares.

El asesor del área de infancia y educación del Síndic, Bernat Albaigés, ha señalado que los centros públicos y concertados tienen que trabajar "en clave de sistema", y ha reprochado que haya centros que no vean más allá de su propio proyecto.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.