Así lo ha señalado durante la presentación de las cuentas públicas, donde ha recordado que todavía no disponen del informe definitivo sobre este rescate, aunque ha reiterado que existe la capacidad financiera suficiente para abordarlo.

Según ha dicho, este rescate se podría producir ya sea con recursos ordinarios, con remanente, rescatando antiguas partidas o, en último lugar, también existe la posibilidad de hacerlo a través de endeudamiento.

Bonet ha indicado que se prevé que el rescate cueste unos 18 o 19 millones de euros, aunque ha señalado que no existe una "cantidad fija".