Según ha indicado la Guardia Civil en una nota, los hechos tuvieron lugar en un operativo de seguridad ciudadana establecido en la A-381, cuando pararon a un turismo que iba ocupado por dos personas.

Una vez identificados, realizaron la inspección del turismo, hallando en el maletero dos cestas que contenían en su interior 30 kilos de la citada especie animal, que fueron devueltos al mar al estar aún vivos.

Por su parte, los dos ocupantes del vehículo carecían de autorización específica para el marisqueo de las holoturias, por lo que fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial como autores de un delito contra la flora y fauna, al llevar una cantidad considerable de ejemplares.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.