Unas 10.000 personas según la organización y unas 2.000 para la Policía, se manifestaron en defensa del territorio y de las libertades públicas ayer por la tarde en Valencia, con motivo del 9 d’Octubre.

La marcha, a la que se sumaron sindicatos, partidos y otros colectivos de izquierda registró enfrentamientos entre los asistentes y los simpatizantes del Grupo de Acción Valencianista (GAV).

Una de estas personas, que profirieron insultos y provocaciones, fue detenida tras encadenarse a la estatua de Jaime I. Además, varios jóvenes quemaron fotocopias con la imagen del Rey Juan Carlos I.

Por la mañana, las protestas políticas y ciudadanas jalonaron ayer el recorrido de la senyera con motivo del 9 d’Octubre. En tres o cuatro puntos, se exhibieron pancartas negras de grupos de extrema derecha con lemas contra el terrorismo y otras de grupos que corearon consignas anticatalanistas y contra las autoridades autonómicas y locales.

 

Camps elogió a la Corona
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, aprovechó el 9 d’Octubre para reivindicar la figura del Rey y para volver a exigir al Gobierno una financiación acorde al aumento de su población, agua e infraestructuras. El tono «partidista» molestó a la oposición. Los distinguidos por la Generalitat, Santiago Grisolía entre ellos, también hicieron sus guiños a la Corona.

 

Unos padres protestaron y otros se lo pasaron pipa
Las familias de alumnos discapacitados del colegio Miguel de Cervantes de Elda se concentraron ayer en el Palau de la Generalitat para protestar por la «falta de docentes» coincidiendo con la recepción oficial que dio el presidente del Consell.

El problema afecta a 106 alumnos de entre tres y 21 años, y la síndica de Greuges Emilia Caballero ha abierto una queja para investigarlo.

La otra cara de la moneda se vio por la tarde en el antiguo cauce del Turia, adonde cientos de familias acudieron para participar en talleres, juegos, espectáculos, castellers... organizados con motivo del 9 d’Octubre.