Racimo de uvas en un majuelo.
Racimo de uvas en un majuelo. DO TORO.

La vendimia, que empezó el 8 de septiembre con las variedades blancas Malvasía y Verdejo, se ha caracterizado por la gran calidad de la uva recolectada, así como por su sanidad, "sin que haya habido síntomas de enfermedades fúngicas en el viñedo", explica Santiago Castro, director técnico del Consejo Regulador de la D.O. Toro.

Por variedades, durante la presente campaña se han recolectado 21.076.201 kilogramos de Tinta de Toro y 365.955 de Garnacha, de variedades tintas; 1.031.317 kilos de Malvasía y 569.416 de Verdejo, de variedades blancas.

Los primeros mostos y vinos presentan altos índices de coloración y un grado alcohólico moderado, por lo que se prevé que son muy aptos para la crianza. Entre los aromas más destacables se pueden apreciar los matices a frutas frescas.

SIMILAR A LA COSECHA DE 2014

A pesar del aumento del 29.65% de la producción con respecto a la vendimia 2015, la cifra no difiere en exceso de cosecha 2014, en la que se recogieron 22.581.000 kilos.

Con respecto a las particularidades de la añada, el ciclo vegetativo ha estado marcado por una pluviometría de 278.75 mm, por la ausencia de fuertes heladas en la fase de parada vegetativa y por las altas temperaturas estivales tanto diurnas como nocturnas.

Una de las singularidades que favorecen la máxima calidad de los racimos es que el 65% de las bodegas amparadas en la Denominación de Origen Toro realizan la vendimia de manera manual, vertiendo la uva en pequeñas cajas de plástico para después realizar una selección en mesa.

Consulta aquí más noticias de Zamora.