En un comunicado, la formación ha remarcado que se trata de un proceso "plenamente garantista y que está en manos de la Comisión de Garantías Autonómico". Asimismo, reitera que los motivos de apertura del expediente es la posible vulneración del código ético de Podemos y de los estatutos del partido.

Además, ha insistido en que las personas afectadas tienen un plazo de 15 días para alegar ante la Comisión de Garantías Democráticas lo que consideren, recordando que las medidas cautelares puede ser en cualquier momento objeto de recurso independiente y urgente ante la misma Comisión, basado en un juicio de proporcionalidad.