Marine Le Pen
La líder del ultraderechista Frente Nacional francés, Marine Le Pen, habla tras conocerse los resultados de la segunda vuelta de las elecciones regionales francesas. EFE

La extrema derecha europea ha sido la primera en reaccionar y con euforia por la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Marine Le Pen (Francia): "Felicitaciones al nuevo presidente y al pueblo americano libre", tuiteó la líder ultraderechista gala.

Vladímir Yirinovski (Rusia): "Con placer constatamos que en Estados Unidos venció el mejor de los dos candidatos que se sometieron al veredicto de los electores estadounidenses", dijo a la prensa Yirinovski.

Nigel Farage (Francia): "¿Me va a ofrecer un trabajo? Espero que lo haga. Él va a necesitar a un adecuado embajador euroescéptico en Bruselas para la Unión Europea. Yo preferiría ese trabajo",  bromeó el político británico que lideró la campaña del 'brexit'.

Geert Wilders (Holanda): El líder del partido de extrema derecha holandés PVV calificó la victoria de Trump de "histórica".

Matteo Salvini (Italia): La victoria de Trump significa "la revancha del pueblo", declaró el líder de Liga Norte. "El pueblo gana a los poderes fuertes por 3-0".

Derecha Radical Alemana: El éxito de Trump "es una señal de aviso a todo el establishment", apunta la AfD, a través de su cuenta en Facebook.

Amanecer Dorado (Grecia): "Triunfo contra la inmigración ilegal y de los países limpios étnicamente", fue la definición de los ultras griegos.