Niños en la puerta de un cole
Niños en la puerta de un cole ARCHIVO

Los más de 230.000 alumnos (de Infantil a Bachillerato) que estudian en centros públicos de la provincia este curso lo tendrán mucho más difícil si piensan hacer rabonas.

Sus colegios están obligados desde este curso a controlar a diario y por ordenador las faltas justificadas o no que se produzcan en cada grupo. Las grabarán en el programa Séneca, por lo que la Junta tendrá informes de lo que está ocurriendo en todos los centros educativos.

La Consejería de Educación ha diseñado para ello una nueva aplicación informática que no sólo almacenará los datos. También, todas las medidas que cada centro decida poner en práctica para poder combatir los casos de absentismo, así como la evolución de cada caso durante el curso y los resultados de las actuaciones que emprenda el colegio.

Más datos

Absentismo. La Junta entiende que para hablar de absentismo son necesarias cinco faltas de asistencia sin justificar durante un mes.

Tutores. Cuando se detectan faltas de alumnos, los tutores y los jefes de estudio intervienen para informar a sus padres. Incluso hay centros que ya les comunican esta información con mensajes al móvil. La mayoría de los episodios queda resuelta en este nivel.

Servicios Sociales. Si el problema persiste, comienza la labor de los trabajadores sociales de los ayuntamientos y de la Administración andaluza.

Fiscalía. La de Menores se encarga de los casos más graves, que representan un porcentaje muy bajo del total.

La Junta no ha facilitado datos relacionados con absentismo en Sevilla, pero en Córdoba (791.533 habitantes) en 2006 hubo 146 casos.