Los alcalareños con daños importantes en sus viviendas, comercios y vehículos causados por la riada podrán solicitar créditos especiales por adelantado a Caja sol, La Caiga, Banasto y BBVA antes de que lleguen las ayudas.

Ya son más de mil los afectados que han presentado sus reclamaciones a la oficina municipal de atención a los damnificados.

«Este crédito será una inyección de dinero que les permitirá recuperarse y no acumular más pérdidas», dijo ayer su alcalde, Antonio Gutiérrez Limones, quien agradeció la «generosa partida» de 17,9 millones de euros aprobada por el Consejo de Gobierno. Quedará así:

Centro. 8 millones de euros se destinarán a la regeneración del casco urbano.

Patrimonio. 3,6 millones.

Comercios. Dos para los que hayan sufrido pérdidas.

Viviendas. 3,3 millones.

Alumbrado. Un millón. Emasesa hará un estudio de la red hidráulica de la ciudad.