Un total de 500 restaurantes, bares y tiendas de los alrededor de 12.600 que hay en Zaragoza se han comprometido a aplicar un código de buenas prácticas medioambientales, lo que les permitirá lucir un sello de garantía ecológica con la imagen de Fluvi. Incidirán en el ahorro de energía, agua y papel, así como en la gestión de residuos y el control de ruidos, entre otros criterios. La Cámara de Comercio repartirá 26.000 guías con todos estos consejos en comercios y negocios hosteleros de la ciudad distribuirá 50.000 bolsas biocompostables, realizadas a partir de fécula de patata.