Dos mujeres iraquíes han muerto este martes en Bagdad por los disparos de agentes de seguridad de una empresa extranjera que aún no ha sido identificada, informaron fuentes policiales. Las fuentes explicaron que los agentes dispararon desde un vehículo todoterreno en marcha cuando transitaba por el céntrico barrio de Al Karrada.

La conductora no detuvo el vehículo a tiempo y los guardias privados abrieron fuego
Las víctimas, cuya identidad aún se desconoce,
viajaban en un vehículo particular por la calle principal del barrio cuando se cruzó delante de ellas una caravana de agentes de seguridad. Según el relato policial la conductora no detuvo el vehículo a tiempo y los guardias privados abrieron fuego, mataron a las dos mujeres y siguieron su camino.


Este incidente se produce sólo unos días después de que el Ejecutivo iraquí culpara a la compañía estadounidense de seguridad Blackwater de la muerte de 17 civiles. Según fuentes oficiales los investigadores iraquíes consideran que la muerte de los civiles fue "premeditada".

Este martes se ha sabido además que el Gobierno iraquí planea pedir a la compañía de seguridad estadounidense el pago de sendas indemnizaciones de 8 millones de dólares para las familias de los 17 civiles muertos en el incidente de la plaza Al Nasur.