Agentes de la Policía Local de Toledo procedieron en la tarde de ayer a incautar 400 kilos de melones que pretendían ser vendidos de forma ilegal en el barrio toledano de Santa María de Benquerencia, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

La mercancía decomisada fue traslada al vertedero municipal para su destrucción

El decomiso se realizó en un vehículo que estaba realizando la actividad de venta ambulante en la calle Río Alberche. La mercancía decomisada fue traslada al vertedero municipal para su destrucción, toda vez que carecía de los correspondientes registros de origen.

Asimismo, durante la jornada de ayer se colaboró con los bomberos de la capital en la extinción de un incendio que se registró en la calle Honda, afectado el fuego a una puerta y una viga.

También se atendió el requerimiento de un ciudadano a quien en un establecimiento de la calle Colombia se le negaba el acceso a las hojas de reclamaciones.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO