Las familias de la provincia de Valencia tendrían que desembolsar hoy en día una media de 33.957 euros a las entidades financieras con las que tienen contratada su hipoteca para mantener la misma cuota mensual que pagaban en 2005 y así hacer frente de una sola vez al pago de las subidas de los tipos de interés.

Así se desprende de un estudio realizados por los Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (GESTHA), que recuerda que el Euribor subió el pasado mes hasta el 4,7%, lo que supone el nivel más alto desde diciembre de 2000 y la vigésimo cuarta subida mensual consecutiva.

El mismo explica que en esta provincia, la hipoteca media de 136.271 euros, contratada a un plazo de 27 años, ha pasado de 559 euros mensuales en 2005 a 745 euros en 2007, lo que supone un incremento mensual de 186 euros en las cuotas y una subida anual de 2.232 euros para aquellos propietarios que adquirieron su vivienda hace dos años, cuando este índice se encontraba en el 2,2%.

Ante esta situación, los Técnicos de Hacienda instan al Gobierno a suscribir un gran Pacto de Estado con las distintas Administraciones autonómicas y locales, así como con los agentes sociales y entidades financieras, con el fin de paliar los "riesgos bancarios, sociales y fiscales" derivados de las tensiones existentes en el mercado inmobiliario español.

Este sector, a su juicio, se caracteriza por los sobreprecios de la vivienda, la tendencia alcista de los tipos de interés, el endeudamiento histórico de los hogares y el aumento del riesgo crediticio con la excesiva ampliación de los plazos de los préstamos hipotecarios.

Además, estiman que el encarecimiento del precio del dinero "ha dificultado todavía más el acceso a una vivienda digna provocando un descontento social generalizado".