La Unidad de Drogas y Crimen organizado (UDYCO) de la Policía Nacional de Murcia ha desmantelado dos puntos de distribución de droga en un pub del polígono industrial La Serreta, en Molina de Segura, y en una joyería de Espinardo, que servía como punto de contacto.

Respecto al primer caso, los agentes de la UDYCO, tras varios días de vigilancias y seguimientos, efectuaron un registro en el pub 'Iguana', donde se incautaron de 12 gramos de cocaína, ocultos en una máquina expendedora de cambio de moneda, una bolsa con sustancia para el corte de 40 gramos, además de tijeras, balanza, recortes para la elaboración de papelinas, así como el envase de cerámica dónde se procedía al corte del estupefaciente.

Asimismo, se se incautó una caja de munición calibre 38 especial y una caja de munición de 9 milímetros parabellum.

Durante la operación, los agentes detuvieron al gerente del local, Gaspar H.G, de 32 años, y que ya había sido investigado por su vinculación con organizaciones de tráfico de drogas, así como al encargado del establecimiento, MA B.B, de 30 años.

Según el comunicado, durante la detención del gerente del local, se encontraron en su vehículo un envase porta carretes fotográficos, que contenían diez papelinas de cocaína, que también fueron incautados.

Los agentes detuvieron al gerente del pub de Molina por su vinculación con el narcotráfico

Respecto de la actuación llevada a cabo en una joyería de Espinardo, este cuerpo de seguridad informó que han detenido y puesto a disposición judicial, como presunto autor de trafico de estupefacientes, a A.N.R., de 28 años, quien utilizaba el establecimiento como punto de contacto para las transacciones de venta de papelinas de cocaína y hachís.

Durante su detención, los agentes se incautaron de varias papelinas de cocaína que ocultaba en el interior de un carrete de fotos, así como 1.200 kilos de hachís.

Finalmente, y dentro del conjunto de operaciones realizadas por la UDYCO en el control y erradicación de puntos de venta al menudeo, procedieron a la detención de José P.H., de 53 años, vecino de La Alberca, como presunto autor de trafico de estupefacientes, dedicado a la venta de papelinas de cocaína en su propio domicilio, jardines y diversos lugares de la pedanía, a quien se le intervinieron varias papelinas de dicha sustancia, predispuestas para su venta.