Según ha informado SingularityU Sevilla, la ponente, de esta forma, ha apostado por abandonar "el trabajo funcional, transaccional y mecánico" de la industria del siglo XIX, por la colaboración entre agentes, emprendedores, centros científicos, entes públicos y profesionales de la educación, "redes de trabajo, en definitiva, que generen valor e iniciativas, y que es lo necesita la era digital".

Refiriéndose a Sevilla, Bárbara Silva ha asegurado que es una ciudad que tiene todo el potencial pasar ser "una gran región de emprendimiento de alto impacto, pues cuenta con la capacidad, la infraestructura, el talento, el conocimiento y el capital.

Bárbara Silva, una joven emprendedora, profesora en la Universidad de Chile y en la Universidad Alfonso Ibáñez que realiza labores de consultoría y gobiernos preocupados por evolucionar hacia la innovación, ha expuesto que es necesaria la apuesta por la implantación de los ecosistemas de innovación para la generación de proyectos con futuro y para favorecer el emprendimiento.

"Es fundamental para esto que haya armonía entre empresas, sector público y académico porque esto permitirá que los procesos de transición de la era industrial a la digital no sean tan agresivos", ha asegurado.

"Hoy día, el ritmo de las políticas públicas es lento porque no se piensa en la sociedad civil y son las propias empresas las que han de generar sus transformaciones. Google o Facebook son los ejemplos. Esto provoca que la regulación llegue después que los propios proyectos y es algo que genera una brecha tras la que los generadores de políticas públicas han de replantearse si realmente elaboran leyes y ayudas aplicados a la era digital. Y desde luego, el sector del conocimiento ha de exigir una nueva fórmula a las administraciones en la que los jóvenes y adolescentes aprendan con la tecnología", ha asegurado.

Entre otros, Bárbara Silva asesora al gobierno chileno y es experta en Gestión de la Innovación, Emprendimiento y Negociación y promotora en Sudamérica del emprendimiento tecnológico femenino y, en general, una de las más destacadas impulsoras de la innovación en Sudamérica.

Por último, la ponente, igualmente, ha retratado el perfil ideal del emprendedor, que ha de tener "pasión, convicción y capacidad para actuar sobre la realidad y que así pasen cosas". No hay, según ha asegurado, una ruta concreta hacia el emprendimiento en la innovación; "no hay fórmulas, hay que reinventarse a diario, un emprendedor no tiene un proceso lineal, no hay caminos, tiene éxitos, fracasos y caídas que forman su propio carácter".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.