Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, en virtud a este protocolo, desde el Consistorio se ha ofrecido a los afectados la posibilidad de pernoctar en un hostal mientras que esta familia encuentra un nuevo domicilio en caso de que se ejecute dicha notificación.

El protocolo entiende también la tramitación de una ayuda al alquiler a la que esta familia pueda acogerse dentro del programa de servicios sociales una vez que definan una vivienda que responda a sus necesidades.

Paralelamente a la activación de este protocolo de emergencias, desde la Oficina de la Vivienda se apuran los plazos para negociar un aplazamiento de la ejecución, si bien "se encuentra con serias dificultades ante la ausencia de margen de maniobra".

La Oficina por el Derecho a la Vivienda ha atendido a decenas de familias siguiendo este protocolo. A través del mismo se requiere la información correspondiente a los afectados para realizar la necesaria labor de intermediación que en este caso no está siendo posible con la propietaria del inmueble.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.