Tropas iraquíes en Mosul
Tropas iraquíes en las inmediaciones de Mosul. EFE/EPA/ANDREA DICENZO

El Ejército iraquí ha informado este lunes, a través de un comunicado, del hallazgo de una fosa común que contiene los restos de unos 100 decapitados civiles localizada dentro de una escuela en una ciudad al sur de Mosul, según ha adelantado la CNN.

La fosa común fue hallada por las fuerzas iraquíes en la Escuela de Agricultura en las afueras de Hammam al-Alil, una ciudad que fue liberada de manos del Estado islámico (EI) la semana pasada, dentro de la ofensiva por la conquista de Mosul, ha explicado el mando mililitar conjunto para Irak.

"Las pandillas de los militantes de ISIS continúan cometiendo crímenes contra nuestro pueblo", denuncia el comunicado. Al parecer, las decapitaciones y las fosas comunes se han convertido en un sello distintivo del grupo yihadista en Irak.

Las fuerzas iraquíes se han situado este lunes a 4 kilómetros de la entrada sur de Mosul tras arrebatar dos destacadas poblaciones al grupo yihadista Estado Islámico (EI), que perpetró dos sangrientos atentados en la provincia de Saladino.

Después de tomar la ciudad de Hamam al Alil, donde ha sido hallada la fosa común, las poblaciones recuperadas, Al Salahiya y Dor al Mashariq, son las más importantes del área, ha explicado el comandante de las operaciones para la liberación de la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, el general Nayem al Yaburi.

Como es habitual cuando las fuerzas iraquíes liberan una zona, la tarea inmediatamente posterior es eliminar los explosivos y trampas bomba colocadas por los yihadistas del EI antes de huir, añadió Al Yaburi.

Para paliar la crisis humanitaria, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha naunciado que desplegará 82 equipos sanitarios de respuesta rápida para atender las necesidades de los desplazados de Mosul que huyen de la ofensiva para liberar a esa ciudad del yugo del Estado Islámico, y para reaccionar con celeridad a las posibles epidemias.

Tropas iraquíes y kurdas lanzaron el pasado 17 de octubre una ofensiva para liberar la ciudad ocupada por el EI desde junio de 2014, una operación que, según temen todas las agencias humanitarias de la ONU, va a provocar un masivo éxodo de su población.