El hallazgo se ha producido esta misma tarde, cuando la Policía Local recibió un aviso desde el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 informando de que, al parecer, había una persona tendida en el suelo en el interior de una vivienda ubicada en el Paseo de la Pinocha del barrio de Añaza.

Una vez en el lugar, junto con efectivos del Consorcio de Bomberos de Tenerife, la Policía Local tocó a la puerta de la casa sin recibir respuesta y, una vez dentro, encontraron a la mujer tendida en el suelo, ensangrentada y con varias heridas de arma blanca. En la vivienda también estaba su hijo, de unos 50 años, en estado semiinconsciente.

Inmediatamente se dio aviso al Cuerpo Nacional de Policía (CNP) para que se hiciera cargo de la investigación. Asimismo, el hijo de la víctima fue detenido y llevado al Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), pues, al parecer, había ingerido pastillas. Allí está siendo custodiado por agentes de la Policía Nacional.