Durante la sesión, la Fiscalía tiene previsto solicitar cuatro años de prisión para el acusado por los hechos que tuvieron lugar en la noche del 17 de agosto del pasado año, cuando el encausado se encontraba con otras personas con las que compartía residencia en la pedanía de San Isidro.

Según el escrito provisional del Ministerio Público, en un momento dado, el supuesto agresor que tenía "gravemente alteradas sus capacidades intelectivas y volitivas por la esquizofrenia paranoide que padece", asestó a la víctima cinco cuchilladas en el abdomen, hombro, antebrazo y glúteo izquierdo.

Ante esta situación, la víctima tuvo que ser trasladada en ambulancia a un hospital, donde fue atendida y recibió tratamiento facultativo "evitando así el fatal fallecimiento que en otro caso se habría producido", según apunta el Ministerio Fiscal, que detalla las heridas, algunas de "riesgo vital" que sufrió el perjudicado.

La víctima, que pasó hospitalizado 20 días a consecuencia de las heridas, ha renunciado a ser indemnizado por estos hechos. No obstante, el fiscal interesa que al acusado se le prohíba acercarse o comunicarse con la víctima por un periodo de cinco años.

Consulta aquí más noticias de Almería.