Bono, Javier Bardem y Penélope Cruz fueron sorprendidos en Nueva York cuando acudían a cenar al Bamboo Restaurant. Como se recordará, la prensa mundial se hizo eco de un supuesto romance entre la actriz y el solista de U2. Más tarde, se supo,
gracias a la revista Cuore que no es Bono quien ocupa el corazón de la actriz de San Sebastián de Los Reyes, sino Javier Bardem.

Después de la parada en el Bamboo se quedaron con hambre, e hicieron una nueva parada en el gastropub The Spotted Pig. Penélope, vestida de negro de la cabeza a los pies, abrazó y besó a Javier sin ningún disimulo en la puerta del local, para volver a entrar más tarde y reunirse con el grupo.

Al final de la noche Javier y Penélope se fueron juntos en el mismo coche. Bono se fue algo más tarde.