El fiscal ha pedido quince años de prisión para un joven que será juzgado mañana en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de prender fuego a un edificio con su madre y abuela dentro, según las conclusiones provisionales a las que ha tenido acceso EFE.

Los hechos de los que se acusa a J.J. ocurrieron el 16 de marzo de 2003, cuando tenía 20 años de edad y, según la acusación del Ministerio Público, prendió fuego por tres sitios a la vivienda que compartía con su madre y que está ubicada en Murcia.

La acción del acusado, añade el fiscal, "puso en peligro al resto de ocupantes del inmueble, entre ellos, su abuela, que en ese momento estaba acompañada de su madre".

J.J., señala la acusación estatal, sufre un trastorno mixto de la personalidad "que no afecta a sus facultades".