El alcalde de Sencelles, Joan Carles Verd, y el delegado de alcaldía de Biniali, Miquel Fiol, "ya nos tienen acostumbrados a su política autoritaria, y una vez más han hecho en el pueblo lo que han querido", según apuntan los populares en un comunicado.

"Los concejales del PP, después de hacer la visita con los vecinos afectados se dieron cuenta de que dicha instalación no había sido ni informada ni consensuada con los mismos", han explicado al respecto.

Desde el grupo popular "nos preocupa que el gobierno de la información y transparencia que quieren aparentar ser, se esconda y no de la cara, y lo que más nos preocupa es la total falta de respeto hacia los vecinos y hacia el patrimonio de Biniali".